Posts Tagged ‘prevención’

Ahora se puede predecir la obesidad desde la infancia

Jueves, Enero 24th, 2013

La fórmula combina varios factores de riesgo conocidos.

Investigadores británicos diseñaron una fórmula simple que, dicen,

Piernas de niñas

puede predecir las posibilidades que tiene un bebé de ser obeso más tarde en la vida.

La fórmula combina varios factores conocidos para calcular el riesgo de obesidad.

PREDICTORES DE OBESIDAD

  • Peso del bebé al nacer
  • Índice de Masa Corporal de los padres
  • Número de personas en el hogar
  • Estatus profesional de la madre
  • Fumó o no la madre durante el embarazo

El equipo del Imperial College de Londres, que publica el estudio en PLoS One, espera que el avance se utilizado para identificar a los bebés que están en riesgo.

La obesidad infantil puede conducir a muchos problemas de salud, incluidos la diabetes tipo 2 y la enfermedad del corazón.

Los investigadores analizaron los registros de 4.032 niños finlandeses nacidos en 1986 y los datos de otros dos estudios que incluyeron a 1.503 niños italianos y 1.032 niños estadounidenses.

Encontraron que analizando unas cuantas mediciones simples, como el peso del bebé al nacer y si la madre era fumadora, era suficiente para predecir la obesidad.

Ambiente, no genética

Previamente se pensaba que los factores genéticos podían ofrecer claves importantes sobre problemas de peso más tarde en la vida. Pero sólo uno cada 10 casos de obesidad es resultado de una rara mutación genética que afecta el apetito, afirman los científicos.

Los expertos están preocupados porque la obesidad infantil se ha incrementado. En Inglaterra se calcula que 17% de niños y 15% de niñas son ahora obesas.

Los factores de riesgo de obesidad ya son bien conocidos. Pero ésta es la primera vez que se combinan estos factores en una fórmula.

El profesor Philippe Froguel, quien dirigió el estudio, afirma que la prevención es la mejor estrategia.

Porque una vez obeso puede ser muy difícil que un niño pierda peso.

“La ecuación está basada en datos que todos pueden obtener de un recién nacido y encontramos que ésta puede predecir casi 80% de los niños obesos” dice el investigador.

“Desafortunadamente, las campañas de prevención pública han sido algo ineficientes para prevenir la obesidad en niños de edad escolar. Enseñar a los padres sobre los peligros de la alimentación excesiva o los malos hábitos alimenticios puede ser mucho más efectivo”.

“El mensaje es simple. Todos los niños en riesgo deben ser identificados, monitoreados y deben recibir buena asesoría. Pero esto es costoso” agrega.

El profesor Paul Gately, especialista en obesidad infantil de la Universidad Metropolitana de Leeds, Inglaterra, afirma que una herramienta como ésta ayudaría a centrarse en la gente que está en riesgo en lugar de llevar a cabo un enfoque de “una talla única para todos”, la cual, dice, no funciona.

“En lugar de gastar dinero en un gran número de personas, podemos ser más específicos y gastarlo apropiadamente”.

“Quizás no ahorraríamos dinero a corto plazo pero sería gastado más sabiamente y podría reducir la cuenta de los servicios nacionales de salud en el futuro”.

“Hemos hecho un excelente trabajo al destacar que la obesidad es un asunto serio pero hemos sembrado paranoia en el público general de que todos están en riesgo”.

“Las herramientas de este tipo ayudarán a cambiar esa actitud. Y una vez que la usemos, necesitamos programas de intervención para los niños que están en mayor riesgo” agrega el experto.

Fuente: Melissa Hogenboom    BBC   http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/11/121129_calculo_predice_obesidad_men.shtml

¿Puede prevenirse el cáncer de colon?

Miércoles, Agosto 15th, 2012

La investigación en este campo ha demostrado que algunos tipos de cáncer de colon se originan a partir de pólipos (pequeños bultos benignos). La detección precoz y extracción de estos pólipos puede ayudar a prevenir la aparición de la enfermedad.

Una de las causas de la aparición de cáncer de colon es la predisposición genética debida a alteraciones en algunos genes por lo tanto, los individuos con familiares que son o han sido afectados por la enfermedad deben acudir a exámenes médicos periódicamente.

Algunos hábitos poco saludables también podrían ser la causa de la aparición de la enfermedad, de manera que seguir los siguientes consejos puede resultar muy beneficioso:

· No abusar del alcohol ni el tabaco.

· Controlar la obesidad. Se debe evitar el sobrepeso y el exceso de calorías en la dieta.

· Mantener una actividad física adecuada a la edad. Realizar ejercicio físico de manera regular.

En cuanto a la alimentación, parece probable que seguir una dieta poco equilibrada constituya un importante factor preventivo. Es aconsejable, por tanto, seguir las siguientes recomendaciones:

· No abusar de comidas ricas en grasas. Disminuir el consumo de grasas de manera que no superen el 20% del total de calorías de la dieta.

· Consumir preferentemente grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y poliinsaturadas (aceite de pescado).

· Disminuir el consumo de carnes rojas.

· Aumentar el consumo de pescado y pollo.

· Incorporar a la dieta alimentos ricos en fibra. Tomar una cantidad de fibra de al menos 25 gramos diarios, en forma de cereales y pan integral.

· Aumentar la ingesta de frutas y verduras. Consumir cantidades óptimas de frutas y vegetales, especialmente del género Brassica (coliflor, coles de Bruselas, bróculi), así como de legumbres.

La fibra vegetal se encuentra en frutas, verduras, cereales, pan integral, etc. Está formada por una sustancia llamada celulosa (como la que se encuentra en el papel), que el cuerpo humano es incapaz de digerir. Esto significa que no proporciona energía ni sustancias para el crecimiento, pero tiene una función muy importante en el organismo: regula y facilita el tránsito intestinal.

Otras propiedades de la fibra son las de absorber agua de los alimentos y la de arrastrar las heces hacia el recto, evitando el estreñimiento. Si el paso de las heces por el intestino se realiza sin impedimentos, éstas no se almacenan más tiempo del necesario y el intestino sufre menos la agresión de dicho material de desecho. Es un modo de evitar no sólo el cáncer de colon, sino también otras enfermedades. Además, la fibra hace que la persona se sienta saciada sin que acumule calorías. De esta forma tiende a no comer más de lo realmente necesario, controlando una posible obesidad.

Fuente:

AXA Salud. Consejos de Prevención

Mastery, Agencia AXA  www.winsalud.com.